08.03.2016

10 aceites que ayudan a prevenir enfermedades

A continuación, te contamos cuáles son los aceites que conviene incorporar a la dieta por todo lo que le aportan al buen funcionamiento del organismo.


Añadir una diversidad de aceites a la dieta le brinda al cuerpo diferentes vitaminas, antioxidantes y grasas benéficas, algunas de las cuales tienen propiedades antiinflamatorias. Además, los aceites líquidos son casi siempre mejores para el corazón que las grasas sólidas como la manteca y la mantequilla.

1. Aceite de oliva
Rico en Omega 3, es el ingrediente principal de la dieta mediterránea, la más “amiga” del corazón. Su potencial es tan elocuente que en 2004 la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos, reconoció sus efectos cardiosaludables y permitió en su etiquetado poner un mensaje con sus beneficios. El mejor es el virgen o el extra virgen. El aceite de oliva aumenta el colesterol bueno (de ahí su gran fama), mejora la circulación y reduce la hipertensión, es eficaz contra las infecciones y cuida la piel. Además, el ácido oleico que posee, tiene efectos beneficiosos sobre el metabolismo en pacientes con diabetes tipo 2. Y por si fuera poco, es un enemigo del Alzheimer.

2. Aceite de canola
Es rico en ácido alfalinolénico, un tipo de omega 3. Y entre otros beneficios, permite que quienes tienen diabetes y riesgo cardíaco se vean beneficiados doblemente al agregarlo a su dieta: baja el azúcar en sangre y favorece la salud cardiovascular, según lo explicó un estudio de 2014 realizado por la Universidad de Toronto, Canadá.

 

3. Aceite de nuez
Tiene 10 veces más omega 3 que el aceite de oliva, pero no es tan conocido. Para beneficiarte con sus propiedades, consigue el aceite de nuez o consume directamente 5 ó 6 nueces por día. Tienen gran contenido de agua y además proteínas de alta calidad y fibra, vitaminas, fitosteroles, aminoácidos esenciales y minerales. Según los expertos, las nueces tienen el poder de detener el crecimiento de células cancerosas; además, sus fitoesteroles reducen el colesterol y cuidan la salud cardíaca en general. Comer nueces sólo 2 ó 3 veces a la semana puede reducir el riesgo de diabetes tipo 2, mantener a raya la hipertensión y el peso, y fortalecer la fertilidad.

4. Aceite de semillas de uva
Es una gran fuente de vitamina E, y está recomendado por la Asociación Americana del Corazón. Sus propiedades antioxidantes serían eficaces para el tratamiento de varias enfermedades: reparar los vasos sanguíneos dañados o debilitados, para la retinopatía diabética, el edema en brazos y piernas, y el colesterol alto. También es rico en antioxidantes, bioflavinoides y un componente activo llamado B2G2 que es capaz de detener las células cancerígenas ya que crea condiciones desfavorables para que éstas se desarrollen, según un estudio de la Universidad de Colorado.

 

5. Aceite de Onagra
El aceite de onagra proviene de la onagra o prímula, una planta originaria de América del Norte. Las semillas de onagra se someten a presión en frío obteniéndose su aceite que contiene EPO, un ácido graso esencial, además de omega- 6 y ácido gamalinolénico (GLA), muy protector del corazón. Es utilizado para prevenir la arteroesclerosis y el cáncer y para la cura de hemorroides. Se cree que cuida la salud intestinal y aplicado sobre la piel es eficaz contra los eczemas ya que es un muy buen cicatrizante.

6. Aceite de aguacate
De sabor delicado, es rico en vitaminas y en grasas mono-insaturadas; estimula los niveles de colesterol bueno, al mismo tiempo que reduce las concentraciones de proteína C reactiva, un marcador de inflamación en la sangre. Este aceite verdoso es ideal para cocinar a altas temperaturas y para condimentar preparados. Además, se utiliza para tratar la osteoartritis, con muy buenos resultados. Se ha utilizado como tópico en el tratamiento de heridas, infecciones y artritis, y para estimular el crecimiento del cabello. 

 
7. Aceite de cártamo
Una dosis diaria de una cucharadita de este aceite de sabor neutro puede mejorar los niveles de colesterol, grasa abdominal, detener la glucosa en sangre, la sensibilidad a la insulina y la inflamación. Su aporte de grasas saludables es similar o tal vez superior al del aceite de oliva. Algunos estudios han demostrado que el aceite de cártamo puede ser útil en pacientes con fibrosis quística e intoxicaciones. 

8. Aceite de maní
Popular en la cocina sureña de EE.UU., es otro gran aliado de la salud, recomendado por la Asociación Americana del Corazón. Contiene antioxidantes, ácidos grasos benéficos y flavonoides, favorables en la prevención del cáncer de mama y enfermedades cardíacas. Contiene proteínas, vitaminas del complejo B, minerales y fibra.

 

9. Aceite de coco
Podría ser útil para mantener saludable el cerebro, ayudando a detener el avance del Alzheimer e incluso revirtiendo algunos de sus síntomas, según estudios realizados por la doctora Mary Newport. También es ideal para hidratar la piel y el cabello.

10. Aceite de chía
Es muy rico en omega-3, omega-6 y omega-9, los ácidos grasos más saludables para el corazón. Estudios realizados indican que puede nivelar el colesterol de la sangre, disminuyendo el LDL o colesterol "malo" y los triglicéridos, a la vez que aumenta el HDL o colesterol "bueno". También podría tener actividad anticancerígena.

 

comentarios

Los comentarios y opiniones enviadas a este espacio de expresi�n, son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Groser�as, acusaciones sin fundamento e insultos ser�n eliminados por el moderador. Al dejar su comentario el usuario acepta recibir nuestro newsletter y autoriza a Planeta JOY a incorporar su mail a su base de datos.

Dejá tus comentarios
más leidasmás comentadas