02.11.2016

6 secretos para cocinar la mejor tortilla de papas

Es un plato sencillo pero que puede fallar. Sigue estos consejos para que te salga perfecta.

Tortilla de papas

La tortilla de papas o pastelón -según el país de América Latina en la que te encuentres- es uno de las guarniciones más tradicionales de España. Además de la papa, el huevo y la cebolla, este plato puede contener un sin número de ingredientes de acuerdo a la región de la nación ibérica en la que se la prepare, ya que prácticamente cada provincia española tiene su variedad.

Para que tu tortilla sea la envidia de tus seguidores cuando subas la foto a Instagram, es imprescindible que prestes atención a estos cinco secretos.

1. Papas bien cocidas
Cocina bien las verduras antes de agregarlas a la mezcla. Si bien cada persona puede desear un punto de cocción diferente para las cebollas, nadie quiere comer papa cruda. Las puedes freír, hervir u hornear. Lo importante es que estén bien cocidas.

 

2. No escatimes con los huevos
No uses menos huevos que lo necesario. La cantidad justa es clave para que la tortilla salga pareja en toda exterior y no se desarme a la hora de trozarla. Puedes seguir la siguiente regla: para una tortilla de cuatro comensales utiliza 9 huevos. 

3. El recipiente adecuado para cocinar
Elige una suficientemente grande para que la mezcla de tu tortilla no rebase. Si quieres volver a utilizar la sartén en las que freíste las patatas, recuerda que al momento de verter el resto de los ingredientes el volumen se incrementará bastante. Quizás la mezcla te alcance para dos tortillas.

4. Sabor a gusto
Condimenta con imaginación y antojo. Puedes agregarle ajo, semillas, chorizo colorado, tocino, arvejas, queso, mariscos, ¡lo que se te ocurra!  

5. A punto o babé
Cada persona prefiere un punto de cocción determinado. Algunas personas suelen pedir que sus tortillas estén jugosas o babé, es decir, cuando puedes clavarle un tenedor y este se cae. En el extremo opuesto, están quienes las ordenan bien cocidas y secas. En el medio, se encuentran los comensales que desean la tortilla cocinada a punto, o sea cocida por fuera pero todavía con algo de jugo en el interior.

 

6. Dala vuelta con cuidado
Llegaste a este momento en el que debes tener especial cuidado. Un movimiento en falso y tu tortilla se te desarmará. Se podrá comer y seguramente el gusto no se verá alterado, pero tu ya sabes que la comida también ingresa por la vista. Por eso, si no tienes un sartén doble, especial para tortillas, debes tapar bien firme con un plato el recipiente donde la estés cocinando y darla vuelta de un movimiento rápido. Luego, con la tortilla sobre el plato debes volver a echarla en la sartén para que termine cocinarse del otro lado.

Bonus track: Recicla tu tortilla
Puedes guardar la tortilla y comerla el día después, ya que fría es muy sabrosa. También puedes calentar la tortilla en una sartén o en el horno. Otra opción es que la cortes en pequeños trozos y regarlo con unas gotas de aceite de oliva, ideal para un aperitivo.

comentarios

Los comentarios y opiniones enviadas a este espacio de expresi�n, son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Groser�as, acusaciones sin fundamento e insultos ser�n eliminados por el moderador. Al dejar su comentario el usuario acepta recibir nuestro newsletter y autoriza a Planeta JOY a incorporar su mail a su base de datos.

Dejá tus comentarios
más leidasmás comentadas