Planeta JOY

18.07.2017

4 vinos que tenés que probar en julio

Te proponemos cuatro etiquetas para brindar en familia y con amigos. Hay una opción para cada paladar: un Rosé Malbec, un Chardoonnay, un Pinot Noir y un Malbec.

comentarios (0)

Nuestro especialista en vinos te cuenta los nuevos lanzamientos en materia de vinos para que tus brindis sean únicos. 

NIETO SENETINER ROSÉ MALBEC 2016 / NIETO SENETINER / $210
Los rosados argentinos vienen creciendo en estilo y no es descabellado pensar que, si Languedoc Rousillon, en Francia, elabora grandes rosados siendo una zona cálida, nuestro país también tiene chances. Este vino de Nieto Senetiner da en la tecla: con 10% de alcohol y sin dulzura –se escuchan aplausos–, ofrece un paladar de rica tensión, frescura y sabor chispeante, debido a la acidez málica y la crianza en barricas de acacia. La cosecha (fría) ayuda bastante. Para aperitivos, tapeos y finger food.

CABALLERO DE LA CEPA RESERVA MALBEC 2015 / FINCA FLICHMAN / $280
La vuelta de Caballero de la Cepa es también la vuelta de Flichman, una bodega que estuvo un poco ausente en los últimos cinco años. Con la enología de Germán Berra –agenden el nombre, dará que hablar– este Malbec ofrece fruta roja pura en aromas, con una ligera crianza y sabor definido y frutal al paladar, cuyo andar envolvente y paso jugoso conforman el ABC de todo lo que se espera de una Malbec en este segmento de precio. Todo y un poquito más.

ESCORIHUELA RESERVA CHARDONNAY 2016 / ESCORIHUELA GASCÓN / $390
El Chardonnay atraviesa hoy un momento de revolución, aún cuando hace poco ruido entre las otras nueces del vino. Por un lado, los viñedos de altura proponen cada vez estilos más frescos; por otro, regiones clásicas como Agrelo, desde donde proviene este Chard, encuentran nuevos puntos de equilibrio. En todo caso, para conocer alguno de los nuevos ejemplares, este de Escorihuela Gascón, tiene que estar sobre la mesa: frutado, envolvente y de frescura delicada, enamora con elegancia. 

TRIVENTO GOLDEN RESERVE BLACK EDITION PINOT NOIR 2016 / TRIVENTO / $390
Hasta ahora Bodega Trivento nunca había explorado el universo del Pinot Noir, tan sutil y a veces difícil para los enólogos. Pero para el equipo que lidera Germán Di Césare, no parece tener grandes secretos, ya que consigue con su primer ejemplar un estándar gustativo bien alto: con uvas de San Pablo (Tunuyán, Mendoza), propone una aromática frutal y terrosa y un paladar que es todo ligereza, buena frescura y andar “eléctrico”, citando a Di Césare. 

Por Joaquín Hidalgo