03.06.2019

5 cafeterías donde comer es tan bueno como tomar un espresso

Beber bien ya no puede disociarse de una comida que esté a la altura, por eso te recomendamos cinco cafeterías de especialidad donde podrás disfrutar de platos que también te van a volar la cabeza.


Las tostadas, sándwiches, medialunas o croissant y las porciones de torta y otros dulces fueron (y son) tradicionalmente las comidas dominantes en las cafeterías, incluso en aquellas “de especialidad”.

Pero la búsqueda por diferenciarse de otros locales similares o el interés por generar algo nuevo hicieron que, a pesar de cierta tradición que se mantiene, hoy haya cafeterías de especialidad en donde el café y la carta de comida reciban prácticamente el mismo nivel de atención.

Los siguientes cinco lugares son, entonces, destinos en los cuales una elección para almorzar o merendar estará a la altura de un perfecto espresso, latte o capuccino. 

Platos complejos y “al café” en LAB 

Lab es una de las cafeterías de especialidad que allanó el terreno para las sucesivas aperturas cafeteras que llegaron en los últimos años; la experimentación es una constante que no solo se evidencia en las distintas formas en las que se puede probar el café sino también en su cocina. “El desafío era no hacer una cafetería que te de algo de comida ni hacer un restaurante que de algo de café. La idea era poner los dos conceptos a la par en calidad”, cuenta Alexis Zagdañski, uno de los responsables y de las mentes creativas detrás de LAB.

En este lugar referente de los #CoffeeAddict el café tiene orígenes diversos: para las bebidas a base de espresso, utilizan granos de Colombia, mientras que para los filtrados se puede elegir entre Etiopía, Honduras, Costa Rica, Brasil, Congo y Tanzania.

La carta de comidas, en tanto, puede ubicarse en la “New American Cuisine” que, aclara Zagdañski, “engloba todo lo que es América”. Se trata de platos con combinaciones originales, como la shakshuka, que es un guisado de tomates de Oriente con huevo a la plancha, queso y cilantro; o la pesca del día con puré de zanahoria y tomillo, calabaza y batata rostizada, gajos de naranja y ají panka; o la arañita grillada en una kombucha de café. Como la ensalada de pescado con arroz yamaní, remolachas, queso de cabra, almendras, naranja y un “dressing” de café, ese toque cafetero presente en todo el menú es un rasgo de LAB.  

Dónde:

Humboldt 1542, Palermo, y Echeverria 1550, Belgrano / t. 011 15-6465-7008.

HUMMUS, CURRY, PASTRÓN Y MÁS CIGALÓ 

Una barra y, detrás de ella, una máquina plateada Dalla Corte. Sobre el fondo del local, la cocina a la vista. Queda claro al poner un pie en Cigaló de Palermo, que el café y la gastronomía son áreas que reciben igual atención, lo que  luego se confirma al disfrutar del pedido.

La propuesta comienza con el café, protagonista de Cigaló. Los granos (de los tostadores Puerto Blest y Ninina Bakery) son de diferentes orígenes, de Brasil a Nicaragua, pasando por Perú y Bolivia. Hay opciones, además, para experimentar con variedades más exóticas en los filtrados, como el café Geisha o bourbon rosado y, un dato no menor: para quienes siguen una dieta vegana, elaboran leche de almendras y avellanas. 

“La idea es salir un poco de lo tradicional”, cuenta Federico Socin, uno de los socios del lugar y, en este sentido, la propuesta se redondea con su idea gastronómica. Hay opciones de pastelería hechas in situ, pero más allá de los infaltables en cualquier cafetería, Cigaló ofrece una importante variedad de comidas, para un público amplio, dentro de “una carta pensada en función del café”, dice Socin. 

Por ejemplo, para vegetarianos o simpatizantes, el menú diario (de 11.30 a 15.30) ofrece un hummus con tomates confitados al horno con miel, pesto y nueces caramelizadas; o un “frijolero sandwich”, con porotos refritos (un alimento habitualmente dejado de lado en la gastronomía local), ricota de cabra, pico de gallo y queso tybo gratinado. 

Los omnívoros no se quedan afuera de la propuesta, porque el sandwich de pastrón -con barbacoa de café- o el curry de pollo, con leche de coco, arroz yamaní, calabaza, garbanzos (otro ingrediente “discriminado” en las cocinas porteñas), maní y albahaca también son algunas de las alternativas, en una carta con burrata, sandwich de panceta y más. 

Para descubrir: las opciones de la barra, donde, por supuesto, el café tiene un rol destacado.  

Dónde:

Gurruchaga 1876, Palermo y Holmberg 2004, Urquiza / T. 4496-5357.

TOSTONES DE LEBER Y UN AVOCADO ORIGINAL EN MALCRIADA CAFÉ

Malcriada es pequeño -una especie de cueva cafetera- y está atendido por sus dueños. Detrás de un negocio periférico al centro neurálgico de Palermo están el barista Juan Pablo Ravagnan y Agustina Ovidio, una pastelera que puede dar un paso fuera de su especialidad para hacer también interesantes opciones saladas. 

Si bien el fuerte del lugar es la fusión del café -un blend de Colombia, Brasil y Bolivia- con la pastelería fresca y casera (el espacio no permite desarrollar una cocina en la que los aromas de las comidas no afecten a los granos de café), en Malcriada sí hay una inclinación, dentro de las posibilidades, a la apuesta por la creatividad.

Queda de manifiesto en el cada vez más extendido avocado toast: en Malcriada la palta viene acompañada de queso azul, nueces, láminas de pera y oliva. También, en el tostón de leber casero (elaborado por la carnicería palermitana Chancho Chico), que además se completa con pickles, cebolla morada, pepinillos y huevo a la plancha; o en el de ricota, con olivas negras, pesto y tomates asados.

Y si bien actualmente no está en la carta, podría volver en cualquier momento el tostón más original para un café, con morcilla, también de Chancho Chico.

Una incorporación para los próximos días será el sándwich de pollo con champignones, parmesano y mayonesa de tomate asado.  

Dónde:

Bonpland 1367, Palermo  / T. 02345 50-6363.

 

LAS AREPAS DE FULL CITY COFFEE HOUSE

Otra de las cafeterías que dieron a conocer de qué se trata el café de especialidad en Argentina es Full City, en donde siempre podrá tomarse café colombiano, ya sea para sus bebidas a base de espresso (con granos de la región de Santander) o para sus filtrados (Guayatá si se busca algo más bien cítrico o del Huila, para probar ir por uno más dulce). 

Temprano, para el desayuno el omelette veggie puede ser una opción también para paladares curiosos: lleva champignon, queso y rúcula, con pan y queso crema. 

Sin embargo, las arepas especialidades de la casa se encuentran en el menú que no se circunscribe a la primera comida del día (vale aclarar: si bien se pueden comer en el formato de una arepa, también se pueden consumir “al plato”). 

Algunas de ellas son la “ greek style”, con hummus, aceitunas negras, queso, rúcula y tomates secos, o la “sweet pork”, de solomillo horneado en salsa dulce, pickles de rabanitos, cebolla caramelizada y rúcula. Hay en otras variedades, como las de bacon y huevos fritos, o con pechuga de pollo , salsa bbq, queso y bacon. Claro que también hay ensaladas, entre ellas la cítrica, con una variedad de frutas, es ideal para quienes buscan algo más liviano.  

Dónde:

Thames 1535 Palermo Soho / 4833-6774.

 

TABLAS Y OPCIONES PARA EL PIQUEO EN SANTAL

Sāntal primero llama la atención por su singular propuesta estética: tal vez no haya en Buenos Aires un lugar que invite a la comodidad como este café, ubicado en una casona remodelada de  Belgrano. 

No es de esas confiterías en donde los ruidos de las conversaciones se vayan a acumular para crear un ambiente molesto. Por el contrario, en un espacio de 200 metros cuadrados, y sin amontonamiento de mesas, Santal se convierte en un espacio ideal para trabajar en calma o para, simplemente, pasar un buen momento.

Si de esta bebida hablamos, el origen del café aquí es de Matagalpa (Nicaragua), de cuerpo pesado y acidez alta. En tanto que en la carta de comidas, hay ensaladas, opciones de pastelería y sándwiches.

Ya yendo en busca de sabores menos frecuentes en las cafeterías de especialidad, las tapas ocupan un lugar destacado: burrata, mini albóndigas, gazpacho e incluso unas sabrosas empanadas de matambre son algunas de las alternativas para variar de lo típicamente dulce. En tanto, las tablas ofrecen una buena variedad de quesos más jamón crudo, pero si más que picar lo que se busca es directamente comer con todas las letras, las pizzas (finitas) o la polenta grillada con hongos pueden ser otras elecciones de la cocina que acompaña al café de especialidad. 

Dónde:

Virrey del Pino 2235, Belgrano.

Por Nicolás de la Barrera


comentarios

Los comentarios y opiniones enviadas a este espacio de expresi�n, son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Groser�as, acusaciones sin fundamento e insultos ser�n eliminados por el moderador. Al dejar su comentario el usuario acepta recibir nuestro newsletter y autoriza a Planeta JOY a incorporar su mail a su base de datos.

Dejá tus comentarios

más leidasmás comentadas