17.09.2014

Atención: 10 cosas que jamás debes meter en el microondas

Un invento revolucionario que puede facilitar tu vida o convertirse en un explosivo con el poder de una bomba Molotov. Lee estos consejos para saber cómo usarlo correctamente.


1. Utensilios de cocina. La regla de oro del microondas: cualquier metal debe mantenerse fuera del aparato. Mientras que los metales gruesos soportan las ondas electromagnéticas, los finos -como las puntas de un tenedor- se calientan rápidamente, lo que puede desencadenar un incendio.  

2. Huevos. Un huevo crudo dentro del microondas es tan poderoso como una bomba Molotov. ¿Por qué? Al calentarse, el núcleo ejerce presión sobre el espacio que separa la clara y la yema de la cáscara y produce una explosión.   

3. Papel de aluminio.
A menos que intentes reproducir un experimento científico o tengas intención de comprar un nuevo electrodoméstico, no coloques aluminio en tu microondas. Para cubrir recipientes y evitar salpicaduras, utiliza papel absorbente.

4. Chiles.
Usar el microondas para deshidratar chiles es tan mala idea como despedir un gas pimienta en un ambiente cerrado. Al calentarse, liberan capsaicina, una sustancia volátil que impregna el ambiente irritando tus ojos y tu garganta. 

5. Vajilla de la abuela.
Muchos patrones de dibujo presentes en platos y fuentes antiguos contienen metal, un material no apto para este artefacto. 

6. Uvas.
Salvo que quieras iniciarte en la piromanía, jamás intentes disecar uvas en el microondas: no solo pueden explotar sino también prenderse fuego. 

7. Papas y batatas.
Es cierto que puedes cocinar estas verduras en el microondas, siempre y cuando antes les hagas unas perforaciones en las cáscaras. Sin estos agujeros, los vegetales tienden a explotar.  

8. Agua.
¿Quieres ahorrar tiempo hirviendo el agua en el microondas? Piénsalo dos veces. El líquido puede calentarse por encima de la temperatura de ebullición y, al introducir cualquier objeto, como una cuchara o un saquito de té, puede salpicar y quemar tus manos. 

9. Zanahorias.
Estas hortalizas de apariencia inocente contienen pequeñas dosis de hierro, magnesio y selenio. Si las calientas crudas, estos minerales pueden actuar como piezas de metal y, al cabo de unos segundos, producir un arcoiris de chispas.

10. Alcohol.
El alcohol es una sustancia inflamable. Si colocas un vaso de vodka para calentar, hará volar la puerta del microondas por los aires. 

comentarios

Los comentarios y opiniones enviadas a este espacio de expresi�n, son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Groser�as, acusaciones sin fundamento e insultos ser�n eliminados por el moderador. Al dejar su comentario el usuario acepta recibir nuestro newsletter y autoriza a Planeta JOY a incorporar su mail a su base de datos.

Dejá tus comentarios
más leidasmás comentadas